PERROS CALLEJEROS

El cielo está cargado,
pronto va a llover
la ciudad dormida
comienza a renacer.

La noche con su lluvia
la gente que no está
pronto el escenario vacío
dirá quién actuará.

El espacio reservado
para la melancolía
actúa el paisaje que muere
y se ocultará cuando llegue el día.

Mientras las horas corren
mientras la gente duerme
los perros callejeros
calman su fiebre.
Devoran el silencio
imaginando mundos mejores
copiando viejas culturas
de nuevos escritores

El cielo está cargado
amanecerá lloviendo
los perros se han saciado
y pronto estarán durmiendo.

La calle volverá
a la hipocresía eterna
esa que por temor
tiene las mentes enfermas.
El telón se desliza
con la última despedida,
la ciudad sigue sangrando
su más enorme herida.

(Nattero- Casanova)