Canciones de otra primavera
Publicado por el sello Koala, Primavera digital es el quinto disco de estudio de la banda rockera Los Traidores. Caras & Caretas entrevistó al cantante Juan Casanova, en un momento difícil del grupo.

Al llegar a la redacción de la revista, un par de horas después de entrevistar a Juan Casanova, recibo un e-mail que me deja perplejo, en el que se me avisa que el cantante de Traidores "no está dando entrevistas" y sugiere que contacte al guitarrista Víctor Nattero. No me sorprende. Lo grabado en la cinta habla del nuevo final de Traidores, una banda que sabe de peleas y reconciliaciones, de finales y de regresos.
No vale la pena continuar con la historia folletinesca. Mucho menos encontrar culpas apasionadas o caminos errados. Traidores bajó momentáneamente la cortina. Una vez más, coincidiendo con la edición de un disco que los mantenía en una férrea defensa de la canción pop, en el que la dupla de los primos Casanova - Nattero mostraba que se mantenía en forma. "Sigo cayendo/ no pedí ser disculpado/ y de hecho estoy muriendo", canta Casanova en 'Fundas plásticas'.


- Nos encontramos alguna vez el año pasado, antes de que se concretara la grabación de Primavera digital... Finalmente se publicó.

Juan Casanova- Sí. Mucho tiempo atrás compusimos y estábamos con las pilas puestas. Y mucho tiempo después se publicó el disco.

- ¿Qué significa para vos y para la banda este nuevo disco de canciones a diez años de Radio Babilonia?
Juan Casanova- ¿Qué nos queda de Primavera digital? Lo mismo que los otros discos. Algunas canciones que valieron la pena en su momento. A mí, particularmente, me queda el momento de componer una canción, de poner algo mío, ahí, y nada más.

- Siento como que no parece ser el mejor momento de Traidores. Estás hablando en pasado...
Juan Casanova- Es que ahora Traidores vive una situación peculiar. Si bien luchamos durante dos años para publicar el disco, hoy nos enfrentamos a una cantidad de problemas que hacen que sea prácticamente imposible volver a tocar. Para ser concretos, la mitad de Traidores, que es Víctor (Nattero), después de años de crisis y problemas consiguió un trabajo en Buenos Aires... Sólo tiene los sabados libre, según tengo entendido... Resulta un poco paradójico que éste sea el disco más tocado antes de grabarse y que cueste tanto una vez que sale.

- Ha pasado otras veces. Recuerdo que con Radio Babilonia...
Juan Casanova- Radio Babilonia es una historia aparte. Prefiero centrarme ahora en Primavera digital.

- Tal vez las crisis de la banda se relacionen con la dificultad de vivir del arte, con ese conflicto.
Juan Casanova- Es súper dificil vivir de la música y del arte. Hay muchas cosas que lo impiden. Y hoy es más duro, cuando vivimos en un estado de emergencia permanente y la gente no tiene ni siquiera para comer. Hemos sido víctimas de eso durante mucho tiempo y ahora es lo mismo.

- Supongo que alguna vez te diste cuenta que el sueño del rockero había terminado.
Juan Casanova- ¿Vos sabés que hasta el año 2000 jamás tuve sueños? Es la verdad. Y cuando tuve sueños, o sea hace muy poco, fue cuando peor pasé. Hace mucho tiempo que no tengo descanso. Y ahora, para ser sincero, estoy abocado a otra cosa. Porque Traidores es casi imposible, básicamente porque dependo de Víctor y se nos va complicar muchísimo. Siempre. Creo que dimos lo máximo con Primavera digital, pero ahora estoy en otro plan.

- ¿Y cuál es ese nuevo plan?
Juan Casanova- Hace tiempo que tengo ganas de desarrollar algunas canciones. Tengo textos viejos, otros de hace algún tiempo y algunos nuevos para trabajar. Estoy componiendo.

- ¿Sobre la base de guitarra?
Juan Casanova- No, yo compongo con mi voz y una grabadora. Cuando escribo un texto genero una melodía. Trabajo con cierto tempo y con ciertas notas. Y poco importa el tipo de música que se desarrolle debajo.

- ¿Son textos que van en otro camino que el formato Traidores?
Juan Casanova- Sí, porque Traidores, de alguna manera, así como las canciones que hemos creado, poco nos pertenecen a cada uno de nosotros. Y como te decía, para mí lo importante es el momento de crearlas. Siento que Traidores está más allá de mí. Entonces, hay ciertas canciones que no tienen cabida y que me gustaría hacerlas ya. Así que estoy enfocando mi energía en nuevos proyectos, en otro concepto musical.

- ¿Pasa por algo de electrónica, como me comentabas hace algún tiempo?
Juan Casanova- No específicamente, porque prefiero lo orgánico. Hay un enfoque en cuanto a que desde los años '50 hasta ahora el pop y el rock están basados en la guitarra. Desde Buddy Holly y su Telecaster hasta Peter Frampton o Johnny Marr. La música con guitarras se convirtió en una forma de vender música como podría serlo con arpa o con quién sabe qué. Pero como medio de expresión prefiero otra cosa... Y siempre vuelvo al primer disco que me compré o que conocí, que fue Natty Dread de Bob Marley, de 1974... Ahí tocaban Aston Barrett y Carlton Barrett en bajo y batería. Y bien decía Aston: "La bateria es el corazón y el bajo es la mente". Desde ese disco que escucho la batería y el bajo en cada grupo, por lo que he seguido la evolución de la música a partir de la base, y sigo con atención la evolución del dub o del drum&bass... De hecho, el proyecto se llama Amnesia, que tiene que ver mucho con olvidar cierta manera de escribir o de cantar, de experimentar nuevas maneras.

- ¿Y también de escaparle al "personaje" que canta en Traidores?
Juan Casanova- Creo que no, porque vos sabés que tengo poco doblez. Pero estoy en otra cosa.

- ¿Cómo sentís a Montevideo en este último tiempo?
Juan Casanova- Todo lo que pueda decir es muy poco o es demasiado. Quisiera estar en otra parte. Me cuesta mucho que me pregunten cosas y me cuesta responder. Sé que quisiera tener paz. Pero también Montevideo es una linda ciudad, eso de vivir al borde del río, como vivió Lautrèamont. Fue donde él escribió. Vale la pena. Montevideo es una mezcla de ambas sensaciones, de algo dulce y a la vez terrible.

- ¿Qué sentiste cuando interpretaste 'El hombre de la calle', de Jaime Roos, que es la única canción de otro artista que aparece en Primavera digital?
Juan Casanova- Realmente fue complejísimo. Primero porque si bien hacía mucho tiempo a Víctor se le había ocurrido a hacerla, nunca habíamos dado con una secuencia correcta, con una versión que valiera la pena. Increíblemente, a partir de un arreglo de bajo que hizo Daniel, en quince minutos arreglamos la canción. Y fue extrañísimo el hecho de sentirla como nuestra. Pero me hubiera gustado poder hacer una versión más madura. De hecho fue todo muy rápido y tuve que estar pendiente de las palabras, en lugar de vivirlas, de interpretarlas. Me hubiera gustado estar mejor parado para hacerla, porque quiero mucho a Jaime y porque es la música que escucho cuando estoy fuera del país. Pero fue así todo el disco; con el tiempo acotado terminamos haciendo versiones baratas de nuestras canciones. Como siempre fue costumbre de Traidores.

Gabriel Peveroni