SI TE VAS...
Pablo Dana habla para "Como antes"

Por Leonardo Altmann

Pablo "Pato" Dana fué el primer bajista de Traidores. Con ellos (aparte de los dos temas de Graffiti) grabó los tres primeros discos de la banda, más el acústico en vivo de 1998. En 1989 pasó a Níquel con quienes tocó hasta 1997. En ese año, fundó junto a Roberto Rodino (baterista de Níquel por aquellos tiempos) "Pólvora en Chimangos". Ésta propuesta de potente Power Pop se diferenciaba bastante de las bandas en que 'el pato' había participado anteriormente. PECH nunca llegó a editar un disco en Uruguay, pero se ganó el reconocimiento del público y 4 de sus canciones quedaron registradas en distintas ensaladas de rock nacional. "Si te vas" y "No puedo olvidar" se incluyeron en "Viejo Jack, Rock & Pop" (BMG, 1997), donde participan entre otros, Hereford, La Rosa Mosqueta y Los Vidrios. En "Perdidos" (Koala/Bizarro, 2000), se encuentran "Mi peor adicción" y "La paz del Barrio" entre canciones de Sordromo, Elefante, Loop Lascano y otras bandas 'nuevas' de nuestro rock. En enero de 2001, Pablo Dana, Roberto Rodino y Alejandro Labandera, integrantes de PECH, anuncian su partida hacia México efectuada dos meses después. Desde allí, Pablo Dana accede a responder nuestras inquietudes, en una entrevista más que jugosa, -vía e-mail, gracias a la tecnología- donde repasa parte de su carrera y nos cuenta acerca de la actualidad de PECH en tierras aztecas.


Recuerdos que no borren, puedan tal vez, lejos llevar.

LadoB..- ¿De que manera se dió tu vinculación con la gente con la que participaste de la primer época de Traidores?
Pablo Dana- Yo vivía en Malvín -barrio donde me crié- y por aquel entonces era el pianista de una banda que ensayaba en la calle Quiebrayugos. En esta banda el bajista era un flaco que le decían 'pochito' -me gustaría recordar el nombre-, el batero era Álvaro Pintos -un maestro- y el violero era Gerardo Parrillo -hoy en bloco de samba renacimiento-. No recuerdo de quien era amigo, pero en un momento apareció Víctor Nattero y se sumó a la experiencia. Nos hicimos muy amigos de entrada. Cuando "Persia" llego a su fin, con Víctor quedamos enganchados en una serie de proyectos horribles y con la única referencia de un simple de "The Clash" -London callin' y en 45 rpm- mientras pensábamos "¡deberíamos hacer algo asi!". Como Juan (Casanova) es primo de Víctor y vivían en el mismo edificio, siempre estuvo cerca en todo el proceso. Cuando decide unirse, es cuando la idea de armar una banda con más carácter empieza a tomar su verdadera forma. Un anuncio en el Gallito Luis hace aparecer a Alejandro Bourdillon -a quien habíamos conocido compartiendo escenario en papelones previos- y como a esa banda le sobraba un tecladista y le faltaba un bajista, me pasé al bajo. Estábamos prontos.
LadoB..-Que recordás de particular de los inicios ¿el primer toque fue en uno de Los Estómagos, no?
Pablo- Lo que más recuerdo era la incertidumbre y la adrenalina. No teníamos una idea muy clara de lo que queríamos hacer, pero si sabíamos que no era ni trabajar para el sistema, ni estudiar para el fracaso, así que las alternativas se redujeron drásticamente. Solo nos parecía bien darle por el culo a todo lo que no nos quedara...o no entendiéramos. El primer toque fue totalmente de pedo. Los Estómagos tocaban en el "Lazy Ranch" -Cavia y Berro, creo- y nos fuimos a la puerta a ver si entrábamos de garrón. Nunca los habíamos visto y era un buena oportunidad de enterarse de algo. La gente sabía de nosotros más por lo que en los boliches les contábamos de las letras que por lo que realmente hubieran escuchado. No puedo asegurar que existiera un demo nuestro en ese momento. Tampoco recuerdo el proceso por el cual llegamos a que nos dejaran tocar un par de temas, pero lo agradezco profundamente. Del show en si, conservo imágenes aisladas como la de Víctor concentrado en un rincón -era el más responsable-, Juan cantando de espaldas a la gente -como reflejo del sogaca que teníamos todos-, Ale (Bourdillón) escupiendo la batería -en su opinión de esos días, sonaba muy mal-, la correa del 'Hueso' (Fabián Hernández) me quedaba larguísima -terminé apoyándome en algo en una pose tipo payador-, gritos, sudor, caras desencajadas... parecía un cuadro de Goya!
LadoB..- Víctor y Juan han dicho que la banda son ellos dos ¿lo sentías así en ese momento?
Pablo- La banda siempre fue de todos. Cuando internaron a Alejandro (Bourdillón), lloramos juntos en casa y terminamos componiendo "Flores en mi tumba". Creo que esas cosas son las que generan los lazos verdaderos. Yo me fuí de Traidores por razones que son válidas solo para mí y no me interesan las contiendas de competencia. ¿Traidores son ellos? Perfecto.
LadoB...- Contame algo de Graffiti y de esa foto...
Pablo- Esa fooootoooooo!... me cagué de risa de nuestras caras de esos días. Es un Mario Marotta original generado en un evento muy sencillo:
oficinas del sello Orfeo, en Palacio de la Música
"-¿tienen foto?"
"-no"
"-párense ahí" (flash)(flash)
"-pronto chiquilines, gracias"
"-¿nos pueden dar unas copias?"
"-no"
"-ah...bueno"
LadoB...- Te acordás de cuando en Montevideo rock le dedicaste "Fiesta de la crema" a Parodi, ¿por qué fue eso?
Pablo- No, realmente no me acuerdo. Lo que si recuerdo era la pendejada de que estábamos medio como resentidos con ellos. Supongo que era solo sana envidia y no me extraña que me halla mandado alguna cagada al respecto. Parodi es alguien a quien respeto y es un tipo bárbaro como lo fueron los Estómagos y lo son los Buitres. Tiene una página reservada en la historia del rock Uruguayo.

Supongo que todo fue como debía ser.

LadoB...- "Cuenta la leyenda" que en el cambio que tuvieron los Traidores en el año 87 tuvo mucho que ver quien era su representante ¿fue tan así?. Juan respondió que se relacionó en como entendían el punk ¿hasta donde llegaba la influencia de un manager?
Pablo- El 87...el 87...¿que mierda pasó en el 87? No se mucho acerca de la leyenda, pero la banda siempre estuvo tratando de generar algo que fuera mas interesante, más misterioso y en lo que a música respecta nunca existió alguien que nos diera directivas. Nos gustaba la idea de que un disco se despegara del anterior. En lo comercial siempre pasa lo mismo: vos no tenes ganas de encargarte de eso y buscas a alguien que, se supone, tiene mas facilidad o mas contactos y delegas esas responsabilidades. A veces sale bien y otras no. ¿hasta donde llegaba esa influencia?. Hasta donde nos diéramos cuenta. Anécdota ilustrativa: Gerardo Miranda, el manager de esos días, nos sugirió hacer versiones de temas de "Psiglo" más precisamente "En un lugar un niño". Por supuesto que fue desestimado y eso nunca se hizo. Tiempo después, tocando ya en Níquel, (Jorge) Nasser propone la misma idea -ya se hacían temas de "Los Delfines"- y se convierte en uno de los éxitos de la banda y caballito de batalla en casi todos los shows en vivo a lo largo y ancho del pais. Irónico, no?

No puedo olvidar

LadoB...- Elegí una canción de las que grabaste con Traidores
Pablo- No es lindo hacer eso. Grabé tres discos con Traidores -cuatro, si contamos el acústico- y en cada canción puse todo. Me niego a elegir.
LadoB...-Y Una actuación de Traidores que recuerdes en particular
Pablo- Ahí no tengo dudas: "Rock en el Palacio" (25/8/1987). Era el mejor momento de Traidores. Cuando entramos al escenario y nos ovacionaron con furia no me pude contener y fuí hasta el borde, levanté el brazo y el rugido en respuesta, fue ensordecedor. No recuerdo el primer tema, pero no escuché nada hasta que Juan empezó a cantar. Esas cosas no se olvidan.
LadoB..-Acá en Uruguay tuviste la oportunidad de participar de bandas muy exitosas ¿que balance hacés del período de Níquel y Traidores?
Pablo- Son dos situaciones muy distintas, dos clases de éxito muy distinto, pero sin embargo tienen algo en común: les debo mucho de lo que soy. Básicamente, a Traidores por la formación y a Níquel por el desarrollo, pero como ambas experiencias están unidas a mí en más formas de las que me gustaría y de las que puedo controlar... es de lo que estoy hecho, no?. Fueron proyectos que abracé con pasión y abandoné con la convicción de que nada cambia si vos no querés que cambie.

OK, find another way

LadoB...- ¿Qué es de tu vida hoy en México ¿que pasó con Pólvora en Chimangos?
Pablo- Mi vida en México esta directamente ligada a la actividad de la banda. Pólvora en chimangos se fue de Uruguay con un criterio muy sencillo: teníamos el dinero para grabar un disco y lo utilizamos en venirnos a México. Hemos tocado en unos cuantos lugares bastante significativos para el medio como la "Plaza del zócalo", el "Hard rock live", el "Chopo" y un montón de lugares menores -innombrables-. Estamos invitados para el 20 y 21 de abril a participar de un evento en Los Ángeles y el 25 comenzaríamos una gira por México -unas dos semanas- como soporte de A.N.I.M.A.L. Por supuesto que nada es verdad hasta que sucede -cosa que en México se aprende con violencia- pero esas son las perspectivas para esta primera mitad del 2002.
LadoB...- Se fueron con bronca? ¿volverían a Uruguay?
Pablo- No, ninguna bronca. Creo que el uruguayo tiene el gen del exilio y es una etapa en la vida de casi todos nosotros. Una especie de predestinación migratoria tipo mariposa monarca, solo que sin retorno. Extraño mucho a mis padres y a Tivor, mi hijo, pero por ahora no es momento de plantearse regresos.
LadoB...-Como se vive allá ¿y el problema del smog y la contaminación?
Pablo- Se vive relativamente bien y la contaminación no es algo a lo que no te puedas acostumbrar... coff! ejjjjjem!.
LadoB...- ¿Volverías a tocar con Traidores?
Pablo- No, ya lo hice y la verdad que... no necesito volver a pasar por eso.
LadoB...- Alguna otra cosa que quieras decir decir...
Pablo- Muy poco: que la desinformación es la base de todo lo que uno cree creer y anida en tu propia comodidad. Gracias a todos los que alguna vez pagaron por ver las bandas, por las grabaciones o invitaron con la cerveza. Ellos son los verdaderos dueños... sin decirlo.