Página Oficial de TAKO

No son horas de pescar

Este es el tercer LP de TAKO, grabado entre los meses de Noviembre y Diciembre de 1990,
en los Estudios TSUNAMI de San Sebastián y salió a la venta en Julio de 1991.
Contó con las colaboraciones de Rosendo Mercado y Boni (Barricada).

Los temas que contiene son los siguientes:

  • Confundió la locura
  • Solo rocanrol
  • Víctima del amanecer
  • Completo desorden
  • Corazón de barro
  • No son horas de pescar
  • Volver a Discografía

    Página Principal de TAKO

    Historia de TAKO

    A ras de viento

    Letra y Música: Mariano Gil

    Caminante de sí mismo sin reservas acometerá, siempre borracho de grandeza pero yo sé que se inflama hasta llorar

    Puede poner la voz tan solo, a ras de viento mudo y ciego una vez más.

    Milagreando minuto a minuto, sigue apagando velas.

    Oh! Oh! Oh! Rumbo a la tragedia

    Como un mercenario ingrato, cazador y vagabundo a la vez, te hiere los ojos, se escurre como un pez.

    Puede poner la voz tan solo. a ras de viento mudo y ciego una vez más.

    Milagreando minuto a minuto, voy apagando velas.

    Oh! Oh! Oh! Rumbo a la tragedia.

    Con la colaboración en el texto de RocKberto Gracia.

    Para oír la canción pulsa aquí

    Discografía

    No son horas de pescar

    Defiéndete

    Letra y Música: Mariano Gil

    Al loro, que es demasiado tarde, y tu falda demasiado corta.
    Que las miradas, más que mirar, tocan, y te lo van a pillar.
    ¡Defiéndete! ¡Aléjate!
    Llueve y no hay luz en este maldito barrio,
    y mi paraguas se rinde agotado.

    Una sombra se acerca y susurra que no intente gritar.

    ¡Defiéndete! ¡Aléjate!
    Y entre babas, sucede una vez más.
    A los dos años de la pesadilla, siempre tarde llega la noticia, que analizando los hechos, concluyen:
    "Tuya es la culpa por provocativa".
    ¡Lo que hay que ver!
    Y al final lo sueltan, en libertad.

    Discografía

    No son horas de pescar

    De espaldas y de frente

    Letra y Música: Mariano Gil

    Callamos en el sopor blanco, fabricando la estrategia, sumidos en los preparativos, mientras seguimos despertando de espaldas de frente a la vez.
    Buscamos sin encontrar, recopilando datos suficientes.
    Alzados en el pódium del miedo, pensando, mientras hacen nuestra la medalla de la confusión.
    Y una vez más torceremos el gesto, marginaremos el entorno, y así aligeraremos peso.
    Rápido, salta el fuego, cómo un andarín de acero, de espaldas y de frente.
    Arriesgamos la piel sin reparar, obligando a la suerte a actuar.
    Levantamos los puños a la señal, y gritamos para comunicar que aún hay tiempo y fuerza para más.

    Nadie ha dicho que esto vaya a terminar.
    Callamos en el sopor blanco, fabricando la estrategia, sumidos en los preparativos, mientras seguimos despertando de espaldas y de frente a la vez.
    Y una vez más torceremos el gesto, marginaremos el entorno, y así aligeraremos peso.
    Rápido, salta el fuego, cómo un andarín de acero, de espaldas y de frente.
    Arriesgamos la piel sin reparar, obligando a la suerte a actuar.
    Levantamos los puños a la señal, y gritamos para comunicar que aún hay tiempo y fuerza para más.
    Nadie ha dicho que ésto vaya a terminar.

    Nah-dah ... ...

    Discografía

    No son horas de pescar

    Cómo un hurón

    Letra y Música: Mariano Gil

    Aprovecha la ocasión para levantar la voz.
    Sus iniciales debajo, no necesita presentación.
    En vez de casco, corbata.
    Golpeando sin acertar las teclas amarillentas de la sociedad.
    Como un hurón, camina hambriento por las calles.

    Como un hurón, entra, muerde y sale.

    Va a comprar tinta de engaño.
    Sabe muy bien que alguién picará.
    Seguro que es por los ojos por donde más se suele tragar.
    Homicidios musicales con premeditación.
    La sangre de tu camisa es de otro color.
    Como un hurón, camina hambriento por las calles.
    Como un hurón, entra, muerde y sale.

    Como un hurón.

    Discografía

    No son horas de pescar

    Viviré solo

    Letra y Música: Mariano Gil

    Una vez conocí a alguién que se apuntó a la dura tarea de vivir como yo.
    El mal rollo no tardó mucho en aparecer
    Cuando quien venía siempre, no vino aquella vez.
    Entonces decidí lo que tenía que hacer de mí, y me empeñé en dominar el arte de escapar.
    ¡Viviré solo!
    Creció mi barba a la vez que la natalidad, huyendo siempre de la vida conyugal.
    Decidí no contar a nadie mi situación,

    ¿Cómo explicar que soy padre de una generación?
    Todo se complicó, alguién me conoció.
    Ahora ya sabéis quién soy... Soy el enterrador.
    ¡Viviré solo!
    Una vez conocí a alguién que se apuntó a la dura tarea de vivir como yo.
    Decidí no contar a nadie mi situación, ¿Cómo explicar que soy padre de una generación?
    Entonces decidí lo que tenía que hacer de mí, y me empeñé en dominar el arte de escapar.

    ¡Viviré solo!

    Discografía

    No son horas de pescar

    Confundió la locura

    Letra y Música: Mariano Gil

    En un lugar donde ni siquiera el alcohol puede llegar, crece despacio entre cortinas de humo.
    Y allí sigue encerrada, sabe lo que va a pasar.
    Al final será el Infierno quien abra su portal.
    Mientras cae la lluvia y se va ahogando la moral, alguien, muy lejos, llora lágrimas de metal.
    Mi fiel amiga, la imaginación.
    Enamorada del odio, confundió la locura con la razón.
    ¡Oh, oh, oh!

    Siempre a punto, camuflada y paciente aguardará el momento adecuado para poder saltar.
    Desatada e incontrolable, necesita actuar.
    Siempre cree que ha terminado cuando acaba de empezar.
    Mientras cae la lluvia y se va ahogando la moral, nadie ha sido satisfecho y sólo ella puede juzgar.
    Mi fiel amiga, la imaginación.
    Enamorada del odio, confundió la locura con la razón.
    ¡Oh, oh, oh!

    Discografía

    No son horas de pescar

    Sólo roncanrol

    Letra y Música: Mariano Gil

    Eramos más de una docena y nunca nos hicieron caso.
    Nuestras ideas ya eran malas y carecían de dinero.
    Pero ya lo ves, nos vamos quitando pulgas sin necesidad de ir por ahí montando bullas.
    ¡Sólo... Rocanrol!
    Detrás del bolsillo izquierdo lo que ocurre es diferente.

    No hace falta que lo entiendas, sólo escucha, mira a la gente.
    Ahora estás ahí, en un cruce de caminos.
    Da igual elegir, está muy claro tu destino.
    ¡Sólo... Rocanrol!
    Pero ya lo ves, nos vamos quitando pulgas sin necesidad de ir por ahí montando bullas.
    ¡Sólo... Rocanrol!

    Discografía

    No son horas de pescar

    Víctima del amanecer

    Letra y Música: Mariano Gil

    Soportando una escena mortal, me asigné el noble papel de ser juez de ningún tribunal.
    Puse orden y escuché.
    Salpicando frases sin control, suplicando que baje, si hay, Dios.
    Y después, víctima del amanecer.
    Era muy clara la desigualdad y no se hizo rogar.
    Apareció con un nuevo guión, astuta y perspicaz.

    Utiliza con satisfacción, es su juego vender la razón a quien da la mano por estupidez.
    Hace tiempo, alguién creó a una mujer que demostró que es mejor.
    Cuando se trata de salvar la piel, puede olvidarse el honor.

    Desde entonces suele aparecer recordando que a veces perder es dar, de nuevo, tiempo al amanecer.

    Para oír la canción pulsa aquí

    Discografía

    No son horas de pescar

    Completo desorden

    Letra y Música: Mariano Gil

    Con marcas en las orejas de tanto rebovinar, cerebro contento y en completo desorden.
    El Mundo corre deprisa, y veo gesticular.
    Alguién viene gritando, parece enfadado.
    Al final le cedo la razón.
    Es mejor, por el bien del amplificador.
    Quédese un poco más, tengo algo que decir...
    Sinceramente, creo que ha llegado el momento de cambiar de canción.
    Sube el volumen. Aún se puede soportar.
    Muere el miedo, abandona el aguantar.
    Siempre obligado a callar trabajo de criminal.
    Siempre obligado a dar, y tú, trabajo de criminal.
    ¡Oh, yes! ¡Oh, no! ¡Oh, no! ¡Oh, yes!
    "Preséntese en la oficina."
    Riéndose al señalar.

    Firma papeles, pasta, y por pies a la calle.
    Alguién se está mosqueando...
    Creo que esta vez soy yo.
    Mi cerebro contento y en completo desorden.
    Al final le cedo la razón.
    Es mejor, por el bien del amplificador.
    Quédese un poco más, tengo algo que decir...
    Sinceramente, creo que ha llegado el momento de cambiar de canción.
    Sube el volumen, aún se puede soportar.
    Muere el miedo, abandona el aguantar.
    Siempre obligado a callar trabajo de criminal.
    Siempre obligado a dar, y tú, trabajo de criminal.
    ¡Oh, yes! ¡Oh, no! ¡Oh, no! ¡Oh, yes!

    Discografía

    No son horas de pescar

    Corazón de barro

    Letra y Música: Mariano Gil

    Harto ya de caminar por las ruinas de la vieja ruta, empecé de nuevo a soñar.
    La rutina se convirtió en el último capítulo de un libro llamado 'Desilusión'.
    Y pasó a ocupar su lugar una ráfaga de viento con ideas de otra realidad.
    La fría celda gris fué condenada a la huída.
    La rueda se paró, y alguién grita golpeando de portal en portal.
    No es un vendedor, sólo cambia pan por una vieja corona.
    Y aquella estúpida lección, novia de la religión, les enseñaba a disparar por un dios que no era tal.
    Entretenidos en quemar lo poco que quedaba ya, se olvidaron que el papel no es tan bueno de comer.

    Con un revólver en la sién, sin utilizar los ojos, intenté dibujar el amor
    Pero sólo conseguí abrir un doble agujero despertando a la razón.
    Y en lo oscuro se durmió sólo un corazón de barro, agotado por pura ambición.
    La fría celda gris fué condenada a la huída.
    La rueda se paró, y alguién grita golpeando de portal en portal.
    No es un vendedor, sólo cambia pan por una vieja corona.
    Y aquella estúpida lección, novia de la religión, les enseñaba a disparar por un dios que no era tal.

    Entretenidos en quemar lo poco que quedaba ya, se olvidaron que el papel no es tan bueno de comer.

    Discografía

    No son horas de pescar

    No son horas de pescar

    Letra y Música: Mariano Gil

    Medianoche en la bahía, no son horas de pescar.
    Todo parece tranquilo, casi sobra vigilar.
    Mientras, triste y aburrido, el siniestro capitán se distrae torturando otro pensamiento más otra vez.
    Oooh... ¿Qué pasó?
    Todo baja, y sube el alcohol.
    Mejor... Mejor.
    Como ocurre algunas veces, nadie pudo sospechar.
    Una placa echó el anzuelo, cena para el tribunal.
    Conocido el veredicto, actuó de percutor.

    Una sonrisa en sus labios fué lo que se disparó esta vez.
    Oooh... ¿Qué pasó?
    Todo baja, y sube el alcohol.
    Mejor... Mejor.
    Y flotando se alejaba con su carga habitual.
    Sabe que muchos lo esperan, no los puede defraudar.
    Medianoche en la bahía, no son horas de pescar.
    Todo parece tranquilo, casi sobra vigilar esta vez.
    Oooh... ¿Qué pasó?
    Todo baja, y sube el alcohol.
    Mejor... Mejor.

    Discografía

    No son horas de pescar