MALETA
DE INES DE CASTRO A INES dE KASTRO

Inés de Kastro no sólo es un grupo de música. No sólo son cuatro músicos tocando sus instrumentos a un volumen ensordecedor, al límite de la trepanación. Tampoco son el típico de grupo de amigos que se reúne los sábados por la tarde para tocar sus añejas versiones. NO. IdK es un filtro deformante, grotesco y esperpéntico por el cual los cuatro músicos que lo componen ven el mundo y la música que surge de él. Pero no todo queda ahí, IdK pasó la barrera, traspasó el umbral que separa al oyente del creador, y con toda esa carga pesada que suponen las influencias se dispusieron a elaborar su propia música. ¿Definirla?. Es difícil. Desde que comenzaron (a mediados del 93) hasta la actualidad, han cambiado muchas cosas. Lo que permanece inmutable e imperecedero en el grupo es su interés por ofrecer algo novedoso, creativo y, sobre todo, extremo, alejado del típico inmovilismo musical. Los conciertos de IdK se han caracterizado por su fuerza y por una puesta en escena que combina desde los medios audiovisuales (proyección de cintas de 8mm pornográficas, especialmente de los 70, época dorada según el grupo del género) hasta los happenings más diversos. IdK tiene en mente diferentes colaboraciones con colectivos de expresión corporal y/o teatral. Incluso han realizado bandas sonoras para cortometrajes independientes. Buscan, evidentemente, la concepción total de lo que se entiende por "concierto de rock": comunión perfecta entre lo que se oye y lo que se ve, nadie tendría que quedarse impasible... nadie tendría que volver a su casa sin al menos pensar un segundo sobre lo que ha visto y oido nadie tendría que masturbarse en solitario y, sin embargo, es una de las prácticas sexuales más practicada. IdK es una masturbación colectiva. Repasando la larga lista ya de conciertos ejecutados por la banda (ver lista) podríamos resaltar 2, verdaderos puntos de inflexión en la trayectoria de IdK: el concierto en las fiestas de Cornellà en junio de 1996 por sus dimensiones. Sus paisanos pudieron comprobar que no son una broma. El grupo considera aquellas canciones ya superadas, actualmente relegadas al recuerdo, pero totalmente necesarias para entender la posterir evolución. Este punto es un genuino "modus operandi" de la banda que sorprende a más de uno: IdK suele cambiar de repertorio cada 6-8 meses. Hay demasiada cantidad de material nuevo como para impedir y/o paralizar un avance que ha de ser canalizado via conciertos, ante la imposibilidad económica de grabar cada poco tiempo. El 2º concierto a resaltar, aunque todos tienen algo que los identifica y, por ello, algo especial fue la actuación en Huesca. Tanto la semifinal (cabeza de cartel : Los Hermanos Dalton) como la final. Quedaron los segundos (grabación de un CD compartido), pero si hubiese habido un premio popular, hubiese sido para ellos. Fue un concierto corto, intenso y extremo. La intención de transgredir lo que otros establecen y de escapar de las etiquetas les llevó a autodefinir su música como "porno-freak". ¿Qué es porno-freak? No lo saben y nunca lo van a saber. De hecho, no lo quieren saber. Pero es muy divertido comprobar como la gente hacía sus cábalas sobre el origen y el significado de dicho término. ¿Qué es porno-freak? No lo saben. Todo grupo que intente hacer música honesta y sincera tendría que tener su propio sonido, creado por ellos mismos. Los estilos musicales han quedado vacíos de contenido, se asemejan más a formaciones políticas que a corrientes artísticas. Los puristas del rock pueden irse a la mierda. IdK son iconoclastas y les encanta tomar café mientras visionan pornografía, videos musicales y películas. Odian a Randy West y al "Gran Colega": término creado por ellos mismos que designa al músico español greñudo, bonachón, de tripa cervecera, amigo de todos y dispuesto a subir a un escenario cualquiera para ejecutar esperpénticas jams sobre temas bluesy o rock urbano. Técnicamente, los grandes colegas suelen ser buenos músicos y con un vocabulario en el que cada 3 palabras insertan "buen rollo" y "nos liamos un peta". Son el cáncer de la música en este país. IdK cantan en castellano. No hay registros suficientes que puedan ser tomados en consideración aún para crear precedentes a los cuales acudir para hacer música cantada en este idioma. Aún no se ha dicho todo lo que se tenía que decir. Parece que algunos grupos lo entienden así (IdK también) y se han propuesto buscar nuevas vías de expresión. ¿Que no está de moda? ¿Que no hay mercado? ¿Que si me cambias esa frase malsonante te emito el tema en FM? ¿Que no veo un hit potencial? ¿Sois heavies?
Idk

REUNION