GALLOS HUMANOS EN RECITAL (Puerto Luna, 9 de junio de 2000) (De Postdata, junio de 2000)

GALLOS HUMANOS
estridencias & poesía.

Tras su retiro a mediados de los 90 el ex- duo Gallos Humanos, ahora como cuarteto, volvió a presentarse en concierto realizado "Estridencias & poesía", en un ciclo de tres funciones en la sala de Puerto Luna junto las performances de los poetas Luis Bravo, Lalo Barrubia y Presos del Insomne/Ser. El lugar fue mas que propicio para esta agrupacion que con la batuta musical del ex- bajista de Los Estomagos, Fabian Hernandez en teclados y la voz de Marcelo Marquez, apuesta a textos y sonidos oscuros los cuales, por citar una clara referencia remiten directamente a la poesía del Conde de Lautréamont.
Desde el descenso por la escalera que lleva a la sala de Puerto Luna, fue perceptible el cuidado de la puesta en escena, con varios maniquies haciendo las veces de extrañas esculturas, uno de ellos alado colgado del techo y otro un cuerpo femenino con cabeza de gallo. Grandes velas y hojas secas diseminadas por todo el escenario dieron la atmosfera adecuada para la musica de Gallos Humanos. En silencio, los cuatro miembros de la banda se plantaron sobre el escenario para luego iniciar su show, donde los textos y el decir de Marquez asumieron una relevancia fundamental. Mas que cantar, el performer declama oscuros a veces herméticos versos auque cabe señalar que la inclusion de una base de bajo y bateria, provocaron por momentos que Marquez se acercara mas al canto y alli la propuesta de Gallos Humanos alcanzó su pico mas alto, ya que en general las melodias compuestas por Hernandez son de una gran belleza, demostrando nuevamente su capacidad como compositor y pianista. Tambien merece el destaque la buena performance de Fernando Mariott en la bateria y Diego Ponciano en el bajo y guitarra, este ultimo con un rendimiento escenico que pocos instrumentistas del rock, tienen en el medio mostrando entrega y elegancia, con ambos instrumentos. El hecho de que se trató de una de las primeras veces que estos dos jovenes se paraban sobre un escenario hace aun mas loable su solvente set. El momento en que ambos suenan mas ensamblandos es en el que se hace notorio cierto aire tanguero al estilo Piazzolla que parece ser una influencia poco conocida de Hernandez y que hace crecer muchísimo la sonoridad de Gallos Humanos.
La imagineria visual de Marquez es un caudal tan potente como desbordante; a cada momento dispara una imagen sobrecogedora, generalmente relacionada con la muerte, ubicada en un tiempo inexistente que bien podria ubicarse en la Edad Media o en el presente. Justamente ese riesgo y ejercicio permanente de buscar imagenes fuertes a veces no llega a buen puerto y se queda en frases sin demasiado sentido ni punch. Por momentos la banda volvió a convertirse en dúo para interpretar temas de su anterior epoca como "La loca criatura", aunque quedó bien claro que ahora son un cuarteto y que ello los beneficia.
Uno de los momentos mas inquietantes del recital fue alcanzado con un tema a dúo "Guerra oxidada", por el plus que da la excelente y austera puesta en escena ya que para esa interpretacion un actor aparece con una impresionante mascara de gas que bien podria remitir a una posguerra nuclear. El actor se sentó bajo la luz de una lampara y sobre una tabla se entretuvo con viejos juguetes bélicos, mientras Márquez describió con palabras exactas el patetismo de una guerra y el piano de Hernandez transmitió el clima de dura tristeza y soledad. Para el final del show quedó "No te lastimes" la cancion mas cercana a un formato pop de esta nueva etapa de Gallos Humanos, que ha tenido cierta difusion en los pocos programas que difunden rock y pop en castellano y que tras los primeros acordes generó la definitiva aceptacion del publico presente.


(Eduardo Delgado)