LA LOCA CRIATURA

Con sus puños cerrados
y dientes afilados
arrancó una risa cosquillosa
de su propia calavera.
Sangre amarga, sangre turbia,
se alegró una loca criatura,
vomitó su odio espumoso
y se hundió en el cuerpo femenino
de un ataud.

Un navajazo invisible
penetró una realidad cruel.
Un brillo traicionero,
destiló veneno
para saciar su SANGRIENTA SED
Se derrumbó una cabeza de titere (titere, titere)
y con ella un JUEGO INÚTIL

Con sus puños cerrados
y dientes afilados
besó la sangre dorada
que dejo al caer la cruz de bronce
derramando su bendita maldad.

LLORÓ Y EXPERIMENTÓ DESEOS ANIMALEZCOS

Con sus puños cerrados
y dientes afilados
arrancó una risa cosquillosa
de su propia calavera.
Sangre amarga, sangre turbia
se alegró una loca criatura,
vomitó su odio espumoso
y se hundió en el cuerpo femenino de un ataud.
Sus fantasmas la abruman con la fiebre rabiosa.
Ellos mordieron su locura,
mordieron su locura,
MORIDIERON SU LOCURA.