EL TEMBLOR DE MI CUERPO

Innovilidad enlazadora de cuerpos débiles.
Que con tus roidos dientes;
quebrás el temblor de mi cuerpo.

Soñarás con culpa hasta estremecer
y tu sonrisa tierna mirarás crecer
de aquella huida imposible de comprender.

Tragarás la vida; besarás los cielos,
buscarás tu ser, honorable realidad.
Tragarás la vida; besarás los cielos,
buscarás tu ser.

Y tu sonrisa de asesina no podrás evitar
cuando quieras desterrar
los momentos graciosos descubiertos.
Por ansiedad; nunca lo evitarás,
nunca, nunca, nunca, NUNCA lo evitarás.

Cuerdas de acero con RABIA
Repentina ansiedad.
Pezuñas de chancho salvaje
saciando su sed:
'ohinc, ohinc...!!....
Infinito placer.
Nunca sabré que fue.
Nunca sabré que fue.
Nunca, nunca lo sabré.