EL TREN Y LA PRIMAVERA ®

Sobre los rieles de la vida, allá va el tren,

indiferente a su futuro, avanza sin saber porqué.

Ya dejo otra estación, ya ha cambiado de flor,

va a vivir un verano, su dolor no ha sido en vano.

Primavera que lloras, pétalos de amor,

no te marchites, las vias ya te traerán,

el encuentro de un verde especial,

que puede ser el sol que no encontrás.

Sigue el tren, va recorriendo ciudades,

queda la primavera con el calor en sus mares.

Si la campana de el suena y nadie responde,

será que tal vez el calor de ella está... pero él no.

Intentos que no valen la pena,

te dejaste desangrar y morís sobre la arena.

Si otra estación ha llegado y ya no te siento,

será que ya no va, y en eso no te miento.

Si él es libre de seguir su camino,

si ve que por delante y sin ella está su destino.

Si quiere reir y querer en otra estación,

solo te queda su recuerdo y su voz.

 

Nicolás Lagreca

 

4 de Diciembre de 1997