LA  CAIDA

Aquella noche sentí
la bendición de unas manos amigas
perdí el norte en mi pubertad
creí en un mundo pequeño.
Qué valiente el torrente de fuerzas
que siempre creí tener
eran sólo espejismos
de una misma falsa moneda.

Tuvo mucho que ver el orgullo
animando mis hazañas
Pasó de ser mero espectador
a ser leal verdugo.
¿Para qué contar mentiras?
¿Para qué volar tan alto?
Si tememos la caída
¿cómo poder evitarlo?

Con ser diablo
no conseguí ser mejor
probé sabrosos néctares
de aquellos cuerpos desnudos.

LOGO CAMISETA

Bájate el fragmento de esta canción (258 KB) en formato MP3 pulsando >>.OK.<<  

 C OSAS

Rock Circus es una revista dedicada al mundo de la música y en especial al rock. Date una vuelta por allí.

http://ocio.arrakis.es/rockcircus

>>

.OK.

<<