"Segundo Asalto"

Portada de Segundo Asalto
  • Canciones:
    1. Def Con Dos (1a. parte)
    2. Pégale al ruido
    3. La cotorra criolla
    4. Salman Rushdie
    5. G.I. Joe
    6. El asesino del mes
    7. Quiero la cabeza de Alfredo García

    Música y letra de D.J. Damian Karras, Strawberry,Coronel Kurtz. Salvo: "La Cotorra Criolla", compuesta por Perucho Conde.




    Def Con Dos (1a. parte)

    ¿Qué dice la gente? Def Con Dos.
    ¿Qué dice la gente? Def Con Dos.
    Segundo asalto, segundos fuera.



    Pégale al ruido

    ¡Veis! ya lo decía yo.
    Ya estamos otra vez como todos los días.
    El ojo morado, el labio partido.
    Nos echamos a la calle y nos hacen picadillo.
    A la Asociación de Amigos del Nudillo
    que tiene el placer de invitarle a usted
    a su fiesta anual que será una bacanal,
    una orgía de golpes, de huesos que crujen.
    Con plaza reservada en el hospital.
    Fatal. Vamos a acabar muy mal.
    Golpeo tus nudillos con mis morros.
    Es la hora de los mamporros.

    Pégale al ruido.
    Vamos otra vez.

    Soy un poco autista pero ejerzo de astronauta.
    Me deslizo por la pista con la vista y por la pauta.
    Y todo se me escapa por la tapa de la capa.
    Si me aplican la terapia me suicido haciendo ruido.
    Hace tiempo que me he ido, voy buscando el bellocino.
    Si es de oro será fino, si es de barro será guarro.
    Y cargo con la tropa y lo celebro con la copa
    porque llego muerto al puerto, y es allí donde me amarro.
    Neptuno sólo hay uno, Poseidón tiene algo y tiene.

    ¿Dónde vas con mantón de Manila?
    ¿Dónde están las llaves, matarile, corre y dile?
    Que algo está manipulao, que este cuento se ha acabao.
    Colorín colorao, que me voy por donde vine.
    Si no me vengo me hubieran matado.
    Golpeo tus nudillos con mis morros.
    Es la hora de los mamporros.

    Pégale al ruido.
    Vamos otra vez.

    ¿No te atreverás a pegar a un hombre con gafas?
    ¿O sí? Serás capaz, rapaz, tengamos la fiesta en paz.
    Atízame de plano pero no me des la vara
    porque estoy preparando mi terrible venganza
    digna de reencarnación. Vargas, amigo mío donde los haya,
    escúchame ahora en San Jerónimo
    Epitafio del diablo Martínez porque
    voy a golpear tus nudillos con mis morros.
    Es la hora de los mamporros.

    Pégale al ruido.
    Vamos otra vez.




    La cotorra criolla

    Me gusta la cotorra y aquí estoy pues,
    con mi cotorra criolla que no habla inglés.
    Vivo en Caricuao, trabajo en El Marqués,
    y llevo leña en esta vida al derecho y al revés,
    le debo al italiano, al portugués,
    al turco, al zapatero y a Doña Inés,
    y me botan pa la calle si no pago en este mes,
    ¿cómo la ves? ¿cómo la ves?

    Tengo que levantarme de madrugada
    y meterme en una cola requetecondenada.
    Veo a toda la gente enfurruñada,
    como mi jefe no come nada,
    si le llego tarde me descuenta una tajada,
    maldito viejo cara arrugada,
    con ojos de cangrejo y la panza hinchada,
    ¡y éso no es nada! ¡y éso no es nada!

    Los cuatro reales que uno se gana
    me los pagan hoy y no llegan a mañana.
    Mi mujercita tanto que se afana,
    pa' llenar la olla o la palangana,
    saltando en los mercados igualito que una rana,
    buscando un kilo de carne aunque sea de iguana.
    ¡te lo juro pana! ¡te lo juro pana!

    Dígame el precio a que está el café,
    la leche, las galletas y el papel tualé,
    tomate y papa y queso barato se ve
    solamente en las cuñas de la T.V.
    Si son las frutas dígame usted,
    quedaron para los ricos y familias de caché
    y van acostumbrados por ahorro a no comer,
    sí ¡comonié! ¡comonié!

    Subieron los autobuses y carros,
    ¿el cinturón? yo me lo amarro,
    y no me he caído porque me agarro,
    ya casi no me baño porque el agua es puro barro,
    subí de peso con tanto sarro,
    no puedo ni afeitarme, no hay agua en el tarro,
    y mi hijo no sabe ni dónde queda el barrio,
    ¡pásame un jarro! ¡pásame un jarro!

    Aumentan los salarios pero sube la comida,
    subieron la tarifa en la barbería,
    y si la ropa mando para la tintorería
    me quedo sin almuerzo por lo menos siete días.
    Tampoco pido nada en la pulpería,
    el muermo del pulpero ya no me fía,
    no puedo con los precios de la zapatería
    y las fulanas alpargatas son más caras todavía.

    En cuanto a casa y a apartamentos
    quisiera consolarme con uno de mis cuentos
    pero, qué va, no puedo, mucho lo siento,
    porque todos han subido hasta el firmamento,
    lo que por ellos piden quita el aliento,
    cuando hasta un rancho que se lleva el viento
    cuesta un ojo de la cara más el diez por ciento,
    ¡por el momento! ¡por el momento!

    Si acaso me enfermo, destino fatal,
    o la clínica me arruina o me mata el hospital,
    hay más plata en la farmacia que en el banco nacional.
    Si acaso los doctores no pueden con mi mal
    tengo que sacar más pasta para el funeral,
    porque la agencia más humilde, urna sin cristal,
    por llevarme al cementerio me cobra un dineral,
    ¡y me muero igual! ¡y me muero igual!

    ¿Cúanto cuesta un muchacho? me preguntaron,
    ¿de familia larga o planificado?
    Para tenerlo b>


    Transfer interrupted!

    hay padres que hasta el alma han empeñado.
    Hasta verlo salir de cualquier cosa graduado,
    son montones de billetes que en éso se han gastado,
    y el que no ha tenido plata para burro se ha quedado,
    ¡chamo tarado! ¡chamo tarado!

    ¿A dónde llegará señor esta cuestión?
    Yo le prendería una vela a San Espiridión.
    Pero las velas han subido como un avión.
    Pero el que arregla ésto creo que está de vacación,
    o se le está olvidando todo el montón,
    ¡qué vacilón! ¡qué vacilón!




    Salman Rhusdie

    Salman Rushdie, ¿dónde estás?
    ¿Dónde estás, triste de ti?
    ¿Qué puedes hacer cuando ya te han condenado?
    Deberías empeñar la máquina de escribir.
    Para un buen musulmán eres un poco blasfemo,
    tienes menos vista que el cuñado de Polifemo.
    El arco tensado, el verdugo preparado,
    la flecha disparada, ¡pagarás, pagarás tu gamberrada!

    ¡Larga vida a Salman Rushdie!

    Salman Rushdie, busca en la guía,
    busca un cirujano en las páginas amarillas
    que te cambie la nariz, que te cambie la barbilla,
    o mejor toda la cara y a vivir que son dos días.

    Poderoso caballero casi siempre es don dinero,
    y si tú pagas primero, verás cómo Def Con Dos,
    te defenderán de la cólera de Dios.

    Si han asesinado al presidente Sadat,
    por comer pinchos morunos en el mes de Ramadán,
    imagina que te harán a ti, que eres un pringao,
    con la muerte en los talones, ¡mira que eres subnormal!

    ¡Larga vida a Salman Rushdie!

    Alá es Dios y Mahoma su profeta,
    no escribas lo contrario, no me hagas la puñeta,
    jamás jamé jamón, bájame la jaula, Jaime.
    Reza mientras puedas, que ya está afilado el sable.
    Andes lo que andes, aunque andes por los Andes,
    te van a encontrar y te vas a enterar
    de lo que vale un peine en el mercado de Bagdad.
    ¿Es que ya te has olvidado de lo grande que es Alá?

    ¡Larga vida a Salman Rushdie!




    G.I. Joe

    Nombre en código: Crimson Guard.
    Nombre en código: S.A.C.
    Nombre en código: Crazylegs.
    Nombre en código: Astro Víbora.
    Nombre en código: Rock and Roll.
    Nombre en código: Llave inglesa.
    Nombre en código: Road Block.

    ¡G.I. Joe!

    Devora todo lo que se pone en su camino,
    cuchilla es comandante de esta máquina de lucha.
    Bote lanzador, energía anti-asalto.
    Helicóptero completo con baño y ducha.
    Zanzíbar pirata con scaffo aéreo.
    Incluye conductor, dos carlingas separadas.
    Con láser que dispara en todas direcciones.

    ¡G.I. Joe!

    Adopta cualquier
    posición de combate.
    Fabricado en Hong Kong.
    Héroes internacionales.
    Figura de acción,
    totalmente articulada
    con armas y accesorios
    que son intercambiables.

    ¡G.I. Joe!

    Crazylegs pudo haber sido organista,
    sin embargo ahora es un mal paracaidista.
    Ten cuidado con Crimson Guard,
    tu vecino tiene un traje que con celo hace planchar.
    Y a tu comnadante, el bueno de Cupra,
    le acusan de delitos que no tiene la culpa.
    Las batallas modernas resultan muy caras,
    G.I. Joe siempre están dando la vara.

    ¡G.I. Joe!




    El Asesino del Mes

    Paulino se ha escapado,
    se ha ido de su casa.
    Ha matado a todo el mundo
    en las calles de Chantada.
    Un poco de vudú no ha hecho nunca daño a nadie,
    un poco de vudú no ha hecho nunca daño a nadie
    un poco de vudú no ha hecho nunca daño a nadie

    Debajo de una capa de hormigón armado,
    envueltos en sábanas y bien amordazados,
    con un cable en el cuello con el que probablemente
    los presuntos asesinos les estrangularon.
    Inmediatamente las sospechas recayeron
    en criados marroquíes como pasa siempre.

    ¡El asesino del mes!

    Cualquier mal es pequeño una vez perdido el sueño.
    Afilar esas cuchillas y navajas de rebajas,
    de Hawaii o Bombay que no son dos paraísos,
    son tiendas de decomisos.
    Vaya, vaya, si no hay playa yo me olvido la toalla.
    Vaya plan, cien gaviotas ¿dónde irán?
    ¿Qué es lo que hay de cenar? Un bocata de ballena,
    que antes había miles y ahora queda una docena.

    Esos tipos con bigote tienen cara de hotentote.
    Esos tipos con bigote tienen cara de hotentote.
    Esos tipos con bigote tienen cara de hotentote.

    ¡El asesino del mes!




    Quiero la Cabeza de Alfredo García

    ¡Bien!, lo he dicho varias veces y lo voy a repetir
    y no lo voy a retirar, necesito algo para embellecer,
    para adornar mi casa, tu casa, su casa, nuestra casa.
    Para hacerme un pendiente, para hacerme un collar.
    ¡Bien!, sabes ya a qué me refiero,
    sabes lo que quiero por un poco de dinero.

    ¡Quiero la cabeza de...!
    ¡Quiero la cabeza de...!

    Quiero la cabeza de Alfredo García,
    los ricos también lloran de noche y de día.
    Prohibido balasear con las bailarinas,
    no se pasen bebiendo con la tequila.

    ¡Bien!, nunca es mucho tequila cuando tienes que viajar,
    con un cráneo en el asiento, que piensas devolver,
    que piensas entregar, a la mayor brevedad,
    a quien a pagado por él
    ¡más!. Hielo en una bolsa, evitan el olor
    de la putrefacción, la cabeza de mi amigo nunca tuvo educación.

    ¡Quiero la cabeza de...!
    ¡Quiero la cabeza de...!

    Ay, ay, ay, canta y no llores,
    se alegran pronto los corazones.
    Cielito lindo, porque cantando,
    este mariachi se está cansando.

    ¡Bien!, esta cabeza es cabeza borradora,
    y le falta una oreja, es un mundo extraño al menos por ahora.
    ¡Bien!, una piedra en el camino me enseñó que mi destino
    era rodar y rodar, ¿rodar y rodar?
    Me imagino que ya sabes lo que voy a gritar.

    ¡Quiero la cabeza de...!
    ¡Quiero la cabeza de...!

    Quiero la cabeza de Alfredo García,
    los ricos también lloran de noche y de día.
    Prohibido balasear con las bailarinas,
    no se pasen bebiendo con la tequila.

    ¡Bien!, en cuestiones de cabezas yo no tengo amigos,
    sólo tengo enemigos,
    y luego hay unos cuantos que me son indiferentes,
    y ande yo caliente y ríase la gente.
    ¡Bien!, estamos todos juntos, no supo guardar,
    y alguien va a pagar,
    al bueno de García lo van a acompañar.

    ¡Quiero la cabeza de...!
    ¡Quiero la cabeza de...!

    Ay, ay, ay, canta y no llores,
    se alegran pronto los corazones.
    Cielito lindo, porque cantando,
    un recreíto nos vamos dando.



    webmaster@rockmusic.org
    Copyright © 1997-98 Rockmusic.

    [Página Principal][Def Con Dos][Discografía]