[ Portada ] AntikraciA

Grabado en Octubre del '97
Estudios Jammin' de Mérida
(Badajoz)

Walkiria Records





>> EN GUARDIA

Solo, al compás de mis últimos errores.
Solo, al ritmo de la melancolía.
Solo, acongojado entre tantos honores.
Solo, desangrando este mediodía.
Ahora mis miedos pueblan tu absurda ausencia,
luego la noche besará mis dudas.
Ahora bostezo y mi boca se reseca,
luego olvidaré soñar con tu cintura.
Desierto, cansado, mustio, perdido...
Llorando agazapado ente tus piernas.
En guardia, borracho sucio, pasivo...
Rezando a tus espaldas por mis fieras.

Había una nube, ya no está.
¿Había tanto en qué pensar?
Nunca lo supe y, además,
no pienso volverme atrás.
¿Qué pretendes? ¡Para ya!
¿A quién coño quieres engañar?

No estamos, no estás.
Lo que nunca estuvo nunca estará.

Dime cuánto cuesta una de tus sonrisas.
Dime cuánto va a durar esta tregua.
Dime, ¿Comes poco y deprisa?
Dime si está encallada tu lengua.
Ahora intento combatir con mi ignorancia,
luego como siempre la dudas me derrotan.
Ahora disimulo y no me entero de nada.
Luego volveré a caer como un idiota.




>> ALICIA

Encerrada en la despensa
apuras la última colilla.
Anoche te engañaron
y te pasaron manzanilla.
Te han echado del interno
cuatro veces en un trimestre.
Tanto dinero en monjas
no consigue detenerte.

Y te escapas cada noche,
te refugias en un bar,
vuelas más alto que nadie
y no te dejas atrapar.
Cada día un rollo nuevo,
todos te han probado ya.
Y no es que seas fácil,
es que tienes mucho amor que dar.

Tu padre no comprende
porqué le robas dinero.
No sabe que un gramo de alegría
tiene un precio.
Si no lo encuentras en casa
tienes que buscarlo lejos.
Y te dice...

No se que hacer contigo, Alicia.
De esta noche no pasa, Alicia.
Prepara ya las maletas, ay niña,
que te marchas de casa, Alicia.

Estás en boca de todos.
En el barrio eres la reina.
Tienes una madre en cada esquina
y los camellos te veneran.
Cumpliste dieciseis
hace sólo un par de meses,
y ya lo has probado todo.
Todo menos la muerte.

Que te llegará sin duda,
pero tarda la cabrona.
Mientras tanto solo asustan
esos tíos de la porra.
Alicia duerme poco
porque el miedo le molesta.
Mientras en casa está durmiendo
en la calle están de fiesta.

La última rayita
colocada en el cristal
de una foto de familia
donde te abraza papá.
Te sonríe dulcemente.
¿Quién podría imaginar
que te dice...?




>> SI TÚ NO HACES NADA

Una ráfaga de miedo parte el cielo en dos.
Una lengua encallada en la boca del dolor.
Vivimos encerrados en un túnel de cristal
que hemos construido por propia voluntad.
Una ola distante acongoja mi lealtad,
no hay tiempo ni ganas para la amistad.
Llevamos mucho tiempo preparados para huir
pero no sabemos a dónde coño ir.
Huellas clandestinas tatuadas en mi piel,
océanos de angustia, morir para vencer.

Y no hay más, basta ya
de tanta escoria en mi ciudad.

Casi me quedo ciego buscando la libertad,
pero eso no existe: te lo tienes que inventar.
Bajo la tormenta hay ganas de luchar,
incluso las fieras quieren descansar.
¿Porqué nunca nadie nos dijo la verdad?
Y ahora no sabemos con quién hay que luchar.
Siempre esclavizados en nuestro interior
y cuando escapamos nos encarcela el terror.
Abre bien los ojos, hay que matar o mentir.
Si tú no haces nada te lo harán a ti.




>> DIVINAS BESTIAS

Silencio núbil, insulsa floración.
Turbios senderos de reconciliación.
Deseando ser poseído
danzo con las ninfas de la muerte.
Y la música es tan salvaje
que el dolor se esfuma lentamente.
Placenta húmeda, sepulcro de cristal,
Rígido azote de sangre sobre el mar.

Festín de carne, sedosa insumisión.
Divinas bestias, lujuria y turbación.

Húmedo beso laberíntico,
el Universo en un solo cuerpo.
Barricadas de estiércol
donde yacen inmóviles
nuestros cuerpos.




>> ZERO

Cedió el quebranto bañado en alcohol.
Ardía el viento rozando mi voz.
Todas mis yagas rezumen temor
y ahora recuerdo que no hubo perdón.
No hay lamento que me pueda excusar,
no hay mentira que me pueda ayudar.
Las mentiras son un gran edredón
para una cama de hielo y dolor.
Y las horas pasan en mi habitación.
Las horas pasan sin quererlo yo.
La muerte es el remedio a mi soledad,
pero nunca he sido capaz de matar.

Salto muros más altos que el Sol,
me derrumbo en mi propio sillón.
Empiezo guerras que no se acabar,
pierdo trenes que puedo atrapar.

Rompí por miedo todo mi poder,
clavé alfileres sobre mi piel,
me hundí en el barro casi sin querer
y ahora recuerdo lo que sacrifiqué.
No hay lamento que me acerque ahora a ti,
no hay mentira que te haga sonreir.
Las mentiras estuvieron bien,
pero a la verdad le dio por aparecer.
Y el cielo aguanta esta lluvia de marfil.
El cielo, este insomnio febril.
La muerte es el remedio a tu estupidez,
pero nunca he sido capaz de ceder.




>> CAZA AL TRAIDOR

Sangre en la acera, gritos de guerra.
¡Mutilación!
No hay esperanzas, mueres o matas.
¡Revolución!
Pez grande, pez chico, pobres y ricos...
siempre es la misma canción.
¡Revolución!
Miles de esclavos unen sus manos.
Pobres y ricos...
siempre es la misma canción.
¡Revolución!
Mujeres y niños, no hay desperdicio.
¡Caza al traidor!
Lluvia de balas, odio y venganza.
Frío y sudor, ríos de furia,
odio y tortura.
No existe el perdón.




>> DUELO SIN FIN

Dijisteis ser los dueños del sueño y del perdón,
jurasteis protegernos contra la incomprensión.
Seguimos vuestros pasos sin una explicación.
No la necesitamos,erais la salvación.
Vagabundos satisfechos ante una pobreza hostil,
sombras desgarradas ante un duelo sin fin.
Susurros y llantos destinados a morir,
lagartos y hadas ante un duelo sin fin.

Escupiendo dolor,
desnudando frialdad.
Sumergidos en un abismo
de ansiedad
conseguimos perder
esa angustia letal
que adornaba nuestra sed
contra la voluntad.

Cegamos nuestros ojos con sangre por honor
y era todo mentira, Dios nos abandonó.
Pero tuvimos suerte: Satán nos recogió.
Cogidos de su mano pisamos vuestro sol.




>> ESCASOS MEDIOS

Y se dieron mucha prisa en decirnos que no.
Antes de conocernos nos cerraron el portón.
Echaron leña al fuego de la incomprensión,
y este es el motivo de nuestra canción.
Subvenciones para el arte:
todo p’al bolsillo del alcalde.
Con el dinero de nuestro futuro
se paga sus orgías ese chulo.
Para ellos la inteligencia
es sinónimo de violencia.
Subveniones para el arte:
todo p’al bolsillo del alcalde.

Somos insuminos en el paraíso de los luchadores.
Estamos detenidos en el cuartelillo de los luchadores;
de los dictadores estamos retenidos.

Son escasos medios, por no decir ninguno
los que se le ofrecen al que dice la verdad.
Son escaso medios en nuestro futuro.
Si no nos hacen caso no nos vamos a callar.




>> GOLPES DE TACÓN

Donde las águilas no lloran nunca
tu pensamiento se perdió asustado.
Cabalgó un largo tiempo
montado a mis espaldas, sin caballo.
Me azotaba la piel con sus cabellos,
con su lengua de fuego me besaba.
Me arañaba con sus espuelas de oro,
me cedió su descomunal mirada.
Locos gritos de ojos que no brillaban,
lechos lascivos que no me llamaban.
Nubes de furia que no vomitaban,
labios asesinos que se callaban.

Golpes de tacón destrozando el suelo.
Mil estrellas violadas por el Sol.
Perros lamiendo las puertas del cielo,
payasos custodiando mi prisión.
Golpes de tacón destrozando el suelo.

Cabalgó perdido tu pensamiento.
Asustado, cabalgó sin parar.
Y al clavar sus espuelas en mis muslos
le arrojé con fuerza sobre tu altar.




>> TODAS LAS NOCHES DEL MUNDO

El tequila subió tan rápidamente
que no se acordó de bajar.
Los ángeles se despertaron
desnudos sobre la ciudad.
Toda la maraña del mundo
esperaba en el arcén.
No hubo lágrimas ni lamentos,
no había nada que perder.
Noches de brujas degolladas,
noches de esfinges maltratadas.
Todo aquello salió bien.

Dios olvidó a los penitentes,
Dios los ha olvidado siempre.
Dios no ha sabido follar.




Todas las letras han sido escritas por Vicente Garrido.