EL ULTIMO CONCIERTO

Grabado en directo en el concierto ofrecido en Maracena, Granada, los días 17 y 18 de mayo de 1996. Carátula
Compañía:QuarkFecha:1996
Productor:Duración:Tipo:Live
Pistas:
  1. Palo Cortao
  2. Este Es Nuestro Tiempo
  3. Qué Fue Del Siglo XX
  4. Todo Lo Que Vendrá Después
  5. 2.000 Locos
  6. Huellas
  7. La Noche Que La Luna Salió Tarde
  8. Escenas De Guerra
  9. Un Camino Equivocado
  10. Debajo De Las Piedras
  11. Nada Más Por Hoy
  12. Cómo Acaban Los Sueños
  13. El Lado Oscuro De Las Cosas
  14. Otros Como Yo
  15. Sigue Estando Dios De Nuestro Lado
  16. Zapatos De Piel De Caimán
  17. La Calle Del Viento
    Disco dos:
  18. La Canción Del Espantapájaros
  19. Tormentas Imaginarias
  20. Un Hombre Con Suerte
  21. Mi Sombra Y Yo
  22. A Mí Con Esas
  23. Esta Noche
  24. En La Calle
  25. La Vida Qué Mala Es
  26. Un Cielo Color Vino
  27. El Baile De La Desesperación
  28. Cementerio De Automóviles
  29. La Torre De La Vela
  30. Fuego En Mi Oficina

El silencio de la noche ayudó a propagar los sonidos distorsionados de las guitarras. La luna se sumó a la contemplación, al salvaje baile de los desesperados. Una Gibson SG negra lloraba al viento. Los buffers marcaban las cotas más altas de la historia reciente del rock. Miles de vátios hacían vibrar los tímpanos a punto de estallar. Era la noche del adios, de la despedida, del último acto de una obra para la que no existía un final. Gritos, saltos enloquecidos, llanto en los ojos y lágrimas en las mejillas. La noche comenzó como siempre, con acordes fronterizos. Era el último concierto de Ceronoventayuno.

Quince años en la carretera necesitaban un desenlace, un momento para impresionar en la retina del sentimiento las esencias del cruce de caminos. Un punto y final para quince años de rebeldía que quizás fuese sólo un punto y aparte.

Los altavoces rasgaban por la fuerza de las guitarras mientras una voz gritaba a la noche el dolor de su corazón malherido. íCero, cero, cero...! en el grito convertido en himno.Todos querían más, que la noche no acabase, que nunca se pusiera término a la pasión desatada del rock. Lo inevitable tenía que llegar. 091 se convertiría en historia, quedaría para el culto de los seguidores de una época, para marcar pautas a otros que buscarán la evolución de la expresión musical en una raices en las que ya está este grupo de jóvenes que han creado escuela.

Quince años de carreras, esfuerzos, éxitos, esperanzas y sinsabores.

Del libro "091"

Enviar mensajerafa@rockmusic.org
©1997 Rafael González-Ripoll Giménez


[Página Principal] [091]